El más tonto, el que ve más mesa

Robotory está haciendo furor en mis últimas partidas a dos jugadores, es viciante a más no poder y la mecánica es tan sencilla que parece un tres en raya avanzado, por eso digo que el juego es muy tonto pero muy puñetero a la vez, por lo que el pique sano está garantizado, va a ver mucha mesa… y tal vez algunas parejas dejen así de jugar al Exploradores en la intimidad. Y una vez hechas las presentaciones, vamos al turrón…
robotory

Robotory es un juego abstracto en el que tenemos que mover a tres robots que necesitan energía, de tal forma que al consumir la última energía del tablero se acaba el juego, ganando aquel que tenga más robots en su área de juego. Vamos, que se llama Robotory pero podría llamarse Ovejory o Pacmanory que vendría a ser lo mismo, pero no nos desviemos, analicemos la mecánica motriz de los robots:

  • el robot blanco come energía blanca,
  • el robot negro come energía negra,
  • el robot rojo come todo tipo de energía.

Los robots comen cualquier cantidad de energía de su color, no es obligatorio comer todas o sólo una. Cuando un robot come la última pastilla de energía se acaba el juego y ganará el jugador que tenga al menos dos robots en su área de juego, que si no lo he dicho antes, son dos: área gris clarita y área gris oscurita.

Empieza a jugar el que está en el área gris clarita, ¡y con mucho ojo! porque puede perder en un turno si lo hace mal, pero como el juego es tan ágil y rápido no importa aprender a base de probar combinaciones de apertura, lo normal es hacer varias partidas seguidas. En su turno, un jugador puede hacer una de las tres cosas siguientes:

  • poner en juego una ficha de energía de su reserva en un espacio vacío del tablero,
  • mover un robot comiendo fichas de energía adyacentes, que se retiran del tablero,
  • recargar fichas de energía hasta tener un total de cuatro en tu reserva.

Y poco más, no hay más reglas, el juego es un toma y daca de comer pastillas y moverse en un espacio reducido (tal vez se podría haber llamado Afterhory, no paran de ocurrírseme nombres), al final perderá el primero que se equivoque, y digo bien, perderá, porque ganar es muy complicado cuando ya has jugado trisquillones de partidas y ambos jugadores no cometerán errores. Un juego para romperse la cabeza, un juego 10.

El juego lo podéis encontrar fácil en cualquier tienda de juegos o a través de internet, Asmodeé Ibérica lo ha publicado en español y se puede comprar por nueve euros. Los materiales están bien excepto el tablero de juego, que es de cartón fino y ponerlo plano en la mesa es imposible si no pones un cristal encima o le pegas un planchado, por lo que habría que estirar las orejas del fabricante ad infinitum, pero bueno, también podéis fabricar un tablero vosotros con un cartón pluma, eso corre de vuestra cuenta. ¡Ah! Se me olvidaba, la autora del juego es una japo llamada Susumu Kawasaki, autora también de otra joya como es “Traders of Carthage“, entre otros juegos.

Aquí una guapa señorita nos explica el intríngulis del juego, prestad atención y lo entenderéis a la primera:

http://vimeo.com/moogaloop.swf?clip_id=7402641&server=vimeo.com&show_title=1&show_byline=1&show_portrait=0&color=&fullscreen=1

JcK0049 Robotory from Ketty Galleguillos [www.JcK.cl] on Vimeo.

Anuncios

Un comentario en “El más tonto, el que ve más mesa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s