Horus perdidus

horus

Horus, o como hinchar un filler hasta límites insospechados, es un jueguecito de colocación de losetas creado por Jean Vanaise, del cual no recuerdo ningún otro juego, así que supongo que ésta será su obra maestra, pues se la han traducido al idioma de Cervantes y publicado por Devir; la madre del cordero, junto con Edge, del panorama editor en lo que a juegos de mesa se refiere.

El pseudo argumento esgrimido por Jean Vanaise para perpetrar su Horus es que alrededor del río Nilo hay diferentes terrenos que pueden proporcionar más prestigio a aquél que los controle. Mira que hay juegos con el argumento pegado, pero éste es que además es malo y es una demostración más de que a cualquier mierda si se le encola un trasfondo histórico vende el doble.

No me voy a explayar en el mecanismo del juego, que está fatal e innecesariamente sobreexplicado en sus instrucciones, pues es tan sencillo como el mecanismo de un chupete. Algunos dirán que es un Carcassonne avanzado, pero para mí esta declaración es un insulto al Carcassonne, pues éste tiene la figura del granjero que por sí sola ya tiene más valor estratégico que cualquier loseta, carta o fichita del Horus. En fin, hacía tiempo que no me sentía tan estafado con un juego, probablemente desde el Illuminati de Steve Jackson (otro horror aún peor que este que  nos ocupa).
horus2
No merece la pena seguir hablando del Horus, básicamente es un juego donde se coloca una loseta al azar y otra casi también al azar —pues depende de cartas que se cogen por azar—, para formar terrenos más grandes que el adversario… ¡y nada más! Si alguien le ha encontrado una mínima estrategia a éste juego que no dude en comentarlo, pues para mí es un juego para niños de diez a catorce años, a lo sumo, y aún así seguramente se aburrirán como ostras. Menos mal que el ilustrador del juego es mi admirado Michael Menzel, que le da un plus de calidad que junto al plus histórico es el que me hicieron comprarme esta basura lúdica que lo único que hace es ocupar un precioso espacio en mis estanterías. Y encima, caro.

  • Lo mejor: el componente histórico, las ilustraciones de Michael Menzel y la calidad de sus componentes.
  • Lo peor: todo lo demás, incluidas las infumables instrucciones.
  • Mi nota: un 5 para los jugadores ocasionales que vengan del Monopoly (los que vengan del Carcassonne ya pueden pasar directamente al Puerto Rico); y un cero como una catedral para aquellos que estén más acostumbrados a jugar cosas del Wallace o el Knizia o cualquier otro autor con un mínimo de calidad.
Anuncios

7 comentarios en “Horus perdidus

  1. Gracias por el aviso a navegantes. Huiré de él 🙂

    Viniendo del Carcasone, ¿me aconsejas entonces el Puerto Rico? He jugado al Ciudadelas, que tiene también elección de roles cada turno y me parece un sistema que le da mucha vidilla a las partidas.

    La semana pasada estuve jugando por primera vez al Agrícola y me gustó mucho, aunque es un juego para valorarlo tras varias partidas porque la primera sólo sirve para darse cuenta de la estrategia general y los fallos que no hay que cometer.

  2. ¡Huye! La verdad es que es muy malo, si quieres mover losetas tienes el Architekton, que es muy facilito pero tiene mas estrategia que este. Y si ya has jugado al Agrícola, puedes entonces pasar a mayores y probar el Puerto Rico o el Caylus, que para mí son dos de los mejores juegos de tablero que existen. ¡Gracias por la visita, muchacho!

  3. Me siento un poco culpable. Igual ya te dije que no lo había jugado y que provenía de un cambio múltiple y con mala fama. Aún así me gustaría probarlo para ver que im’presión me da.

    Saludos.

  4. No pasa nada, yo te encolomé el Illuminati, ¡estamos empates, jaja! A lo mejor a cuatro jugadores funciona mejor y tiene una pizca más de estrategia, no lo sé… habrá que probarlo.

  5. Evidentemente el juego no es un Carcassone ni un Pilares de la Tierra, pero sinceramente, para jugadores noveles me parece un buen juego. Por supuesto si eres un jugón tal vez te sepa a poco, pero no sé, a mi no me parece tan malo y con cuatro jugadores el juego gana mucho. Lo peor del juego para mi es el azar a la hora de coger cartas, pero aun así puedes desarrollar estrategias para ganar la partida. Además te permite interactuar con el resto de jugadores y putearles un poquillo, lo que le da más vidilla. Creo que deberías darle una nueva oportunidad y no ser tan severo y más cuando hasta autores como Knizia también hacen truños de juego, como por ejemplo Scaraba Lord, de rejugabilidad 0.
    Un saludo y perdón por la intromisión.

  6. Hola Pitpouson, tienes razón: hay que darle otra oportunidad con cuatro jugadores; el juego puede ganar en interacción, pero dudo que haya mucha más estrategia, pues como digo el turno consiste en poner una loseta al azar y otra casi al azar también. No estoy de acuerdo en que el Scarab Lords sea peor que éste ni que tenga menos rejugabilidad; a mí, que vengo del Magic, me pareció muy bueno pues puedes retocar tu baraja y limitar bastante el azar. ¡Saludos!

  7. Si encuentras que el INWO es un mal juego, estás totalmente en lo correcto. xD Precisamente porque no debería considerarse un “juego”, sino una especie de “declaración de propósitos”. xD

    Jejejeje! Yo y mi conspiranoia… 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s