Contactos

TELÉFONO

Hace dos días que me he cambiado el teléfono móvil, tras una renovación de esas que están deseando hacer las compañías para tenerte atado otros 18 meses con su contrato de permanencia. Así, aunque he conservado el viejo número, he perdido a más de la mitad de mis contactos, porque no los guardé en la SIM, sino en la memoria del viejo teléfono, que murió en acto de servicio tras tres años de infatigable labor. Nunca fue un buen móvil, no tenía apenas cobertura en casa y se apagaba cuando le daba la gana, pero era fácil de utilizar y con eso a mí me valía.

Pero el día fatídico tuvo que llegar: el móvil se apagaba más de la cuenta, la gente no me escuchaba por el auricular (aunque en general la gente no me escucha demasiado) y la batería duraba menos de un día. El momento había llegado. Tenía que hablar con mi operador a ver qué me daba o me largaba a otra compañía. Tuve tentaciones de abandonar mi actual proveedor, pero el muestrario que me ofrecía era irrechazable: lo que yo quisiera, excepto el iPhone. No tuve problema, tengo amigos con iPhone que no están especialmente contentos con el rendimiento del móvil de Apple y que se han pasado silenciosamente a Blackberry. A mí no me gusta el diseño de la Blackberry, es un horror y un atentado contra el buen gusto, así que me decidí por una de esas copias de iPhone que fabrican las compañías al borde del abismo como Motorola.
Motorola-Milestone

El elegido en cuestión es un Milestone, de diseño sobrio pero sofisticado, de color negro, como si fuera el reverso tenebroso del iPhone, y equipado con un sistema operativo creado por Google: Android. Se nota que los de Google han metido pezuña, porque lo primero que te pide el móvil es tu cuenta de Gmail, para auto-configurar el correo; tengo que decir que esta característica me ha gustado porque yo hago un uso intensivo del correo de Gmail, pero ya me dirás tú para que le servirá al que venga de Hotmail o Yahoo (si es que alguien utiliza esta última a día de hoy).

No acaba aquí la cosa, tras configurar debidamente el móvil y hacer caso a la imperiosa recomendación del vendedor de instalarme el WhatsApp (¿alguien sabe cómo va?) empiezo a trastear con el mismo, y es entonces que me dí cuenta que había perdido la mayoría de los teléfonos que tenía anotados en el otro móvil. Me había quedado con los contactos que ya tenía en la SIM, y muchos de los nuevos contactos que había hecho se habían perdido en el limbo. Sin embargo, no ha pasado nada. No se ha hundido la tierra bajo mis pies, la gente a la que habitualmente llamo y me llama no se ha visto afectada, pero muchos de los nuevos amigos y amigas que he ido haciendo estos últimos años… ¿qué puedo decir? Solo han pasado un par de días, pero he reflexionado sobre los lazos que nos unen a las personas. Y es que resulta que no hay tales lazos, que las personas se unen a su tecnología y que ésta les provee de contactos.

El mundo ha cambiado muchísimo en cinco años, aunque no nos demos cuenta y sobretodo con respecto a las relaciones humanas, pero mis contactos “reales” siguen siendo casi los mismos. A pesar de estar en Facebook esto no me ha hecho más popular, ni el tener una cuenta de Gmail y otra de Hotmail me ha hecho más accesible, ni tener un perfil en Badoo me ha servido para conocer más gente. No dudo que estas cosas me hayan servido para tener muchísimos contactos, pero al final todo se revela falso y artificioso; creo que si ahora mismo cancelara todas mis cuentas mi vida no cambiaría sustancialmente, aunque no lo voy a hacer porque entonces estaría “desconectado”: fuera de un mundo artificial de relaciones superficiales que se nos hace necesario, pero que es completamente innecesario. ¿Nos ha utilizado la tecnología o las empresas de comunicación? ¿Nosotros mismos nos utilizamos?

Es el tercer día desde que me cambié el móvil y perdí con ello a unos cincuenta contactos: pero no tengo ninguna sensación de pérdida. ¿Soy una mala persona? No lo creo, pero sí me he vuelto más práctico: si me llaman, los volveré a apuntar en la agenda de contactos, y si no, tampoco pasa nada. Los mundos real y tecnológico no se llevan bien con los cambios, a lo que parece. Seguramente me he vuelto un punto más cínico, más realista o más descreído; pero tengo en mi poder un móvil que puede conectarse al Facebook, a Gmail y a un montón de cosas más, por lo que pronto volveré a crear contactos nuevos… y quién sabe, tal vez alguno de ellos se convierta en real.

No sé si estar agradecido a la tecnología por mostrarme la falsedad de algunos amigos o maldecirla por dejarme huérfano de tantos contactos. Una cosa está clara: ya no se conoce a la gente como se hacía antes y ya no se tienen unos lazos tan fuertes para con las personas. Creo que esto es debido a la banalización de los contactos que hace la tecnología.
Y ahora me voy a mirar el Facebook, a ver si alguien pone algo nuevo…

nuevastecnologasxr1

Anuncios

2 comentarios en “Contactos

  1. Me ha dado por contar los contactos de mi móvil, tengo 13 y algunos si no los tuviera tampoco pasaría nada. Yo soy mucho de ir a mi bola, y aunque parezca increible el móvil lo compré a la vez que el ordenador, en febrero, ahora bien sin ordenador ya no podría vivir, aunque sí sin móvil, facebook, y esas cosas 🙂

  2. En parte tienes razón, pero no del todo: es cierto que esos miles de amigos de Facebook, o esos cientos de números que apuntas en el móvil realmente no sirven para nada, y es como si no los tuvieses… pero las redes sociales e internet sí que sirven para muchísimo y pueden cambiar nuestras vidas, si se usan bien. Pasa como con la tele: si nos tragamos todo lo que nos ponen es un idiotizador, pero bien utilizada puede ser un chisme maravilloso. A mi, personalmente, internet me sirve para haber encontrado gente con la que trabajo a diario en un proyecto de investigación didáctica. Gente a la que todavía no he visto la cara y a la que sin internet nunca había localizado, o incluso de haberlas encontrado nunca podría trabajar a diario y de la forma que lo hacemos -viven dispersos por medio mundo-.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s